lunes, 6 de febrero de 2012

¿UNAS COLLEJAS?

Todos los días se aprende algo y, en el tema gastronómico pá que decir, hay muchísimo más que aprender. Tengo más de medio siglo... aunque no lo parezca jejeje... y, acabo de saber que hay unas yerbajas o, hierbas que se llaman collejas. Se me quedó cara de besugo despistado... no es lo mismo, ¡¡te voy a dar una colleja!!, que significa en uso coloquial una intención de amonestar, vamos, como una reprimenda física sin llegar a causar daño alguno... a que, ¡¡te voy a dar unas collejas para la cena!! que, su significado es, evidentemente bien distinto.
Lo que no entiendo, ¿qué tiene que ver una planta comestible con un tortazo? si, además, es una planta con muy buenas propiedades saludables para nuestro consumo, todo lo contrario al tortazo. Deduzco, que al ser una planta que se encuentra en el mes de febrero y marzo, meses fríos, que te da el tortazo del frío en el cogote... pues eso.
El caso es que me encanta conocer nuevos productos y, en mi barrio, como en muchos otros, hay personas jubiladas con finquitas que se ponen en sitios cercanos a los super donde colocan su cesta con productos del campo recién cogidos por ellos mismos... espárragos, tagarninas, moras, espinacas..., todo silvestre o de su propia cosecha y, a mi me encanta comprarles y, esta vez traía estas collejas que, yo me llevé a casa.

 ¡¡Que guapas son!!, ¿verdad?, con este color verde manzana.
Lavé con abundante agua y deshojé cada rama quedando el extremo del brote sin deshojar, puesto que es lo más tierno.


Se pueden cocinar de mil maneras pero, yo elegí ésta, muy fácil.

Blanquear todas las hojas con sus brotes (sumergir un minuto en agua hirviendo con sal). Escurrir y saltear en chorro de aceite (AOVE) con ajo picado, comino en grano y machacado en mortero, pimentón picante (opcional el picante) y sal.
Vamos, más fácil imposible. Las acompañé con un huevo frito y unas morrallas.
La morralla son pescados poco comercial, pequeño tamaño (no inmaduros), a los que los pescadores les llaman pescado de desecho pero son muy sabrosos fritos y para un buen fondo. 


Unos calamaritos, unas peluas, torillos y, alguna gamba que desapareció por arte de magia, fritos en harina recia y buen aceite de oliva. Para quien no sepa, las peluas son muy parecidas a los lenguados y los torillos, se les llama así por su cabeza grande y desproporcionada al tamaño del cuerpo.
Este pescadito o, pescaito como decimos en Málaga, es para comérselo con la camisa remangá y sin tenedor, o sea, con los deos y cachos de pan.












¡¡Espero que os haya gustado!!

Os quiero enseñar un proyecto que casi está acabado para el cumple de mi Lola que ya va a hacer un añazo, toda una mujercita jajaja...









Soy malísima en arquitectura pero, procuro de esmerarme un poco para hacerle una casita de galletas que acompañará su tarta. Ya os enseñaré la casita terminada después de su cumple.
También os voy a enseñar un bizcocho relleno de calabaza en álmibar casera, cubierto de chocolate y fresas naturales para una cumpleañeras que aprecio muchísimo.

El bizcocho es el del yogur de toda la vida, la medida del yogur de aceite, dos medidas de azúcar y tres medidas de harina que, en este caso puse dos medidas de harina y una de cacao, el sobre de levadura y cuatro huevos.










 ¡¡Felicidades Loli, que cumplas muchos más y así de guapa!! 
Mogollón de besitos!!


21 comentarios:

  1. primero felicidades a tu niña y lo de las collejas me ha dejado intrigada, investigare como se llaman por esta zona

    ResponderEliminar
  2. ¡¡¡jajaja, yo las conozco desde que era chica! en mi casa se comína mucho, y mi madre también me daba de vez en cuando alguna "colleja" no las de comer, las otras.
    Y precisamente, las echaba de menos aquí en Málaga, y hablando con mi próxima "víctima" de entrevistas, me dijo dónde podía encontrarlas los jueves. Y le dije a mi Manolo: ¡yo quiero collejas y lo otro....¡ay, que no me acuerdo!!! tagarninas... ¡eso! y no me lo compró, poruqe nos fuimos a Huesca. ¡mira qué casualidad, y vienes tú y me pones collejas!1 yo quiero, guapa. ¡qué bien las has preparado! me encantannnn_!!!!

    ResponderEliminar
  3. Madre mia...que entrada mas completa!....no conozco esas collejas....pero ya las quiero probar!!....mas aun con esos mariscos fritos deliciosos.....la casita para Lola te esta quedando maravillosa......y el ultimo pastel?.....de rechupete!!......Abrazotes, Marcela

    ResponderEliminar
  4. Pues vaya, yo también acabo de aprener que existen las collejas para comer, jajajaja, seguro que tienen un sabor interesante.
    En cuanto a la casita de galleta, una pasada, esta fantástica, no sabes arquitectura ni falta que te hace, te ha salido estupenda, cuando es el cumpleaños??? estoy deseando ver esa tarta con su casita. Besos

    ResponderEliminar
  5. Pero tampoco conocía yop esas collejas, qué buen partido le has sacado cone ste plato fantástico que nos traes, y los postres, qué delicia.
    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Hola Kesito!

    A mí me gustan mucho las collejas (las de comer, ehh??). En Granada las sueles encontrar en las fruterías cuando es la época, pero está prohido ya cogerlas del campo. Las suelo comer en revuelto o en tortilla.

    A mí lo que me ha sonado raro son los nombres de los pescados que citas: "torillos"??, "pelúas"?? Jajaja!! Todo lo que se aprende!! Y el otro día en Málaga probé un pescado que se llama "cabra"!! (y otros cuyo nombre no recuerdo...)

    ResponderEliminar
  7. Uhmm! que rico, pero que pinta tiene!
    Me quedo por aqui de seguidora de tu blog.
    Si quieres pásate por mi blog, estoy de sorteo-concurso.
    http://anyolcocina.blogspot.com/2012/01/anyol-cocina-esta-de-concurso.html

    ResponderEliminar
  8. Ayssssssssss pues yo lo siento, pero no me gustan las collejas, ni unas, ni otras. En mi pueblo había muchas y digo había porque han ido desapareciendo, crecían entre la cosecha, en los caminos. Mi madre en una ocasión, hace años las sembró en su patio y nacen todos los años, y disfrutan de ellas, todos menos yo. Tus las has preparado muy ricas, mi marido estaría encantado con ese plato. Besossssss

    ResponderEliminar
  9. Una entrada completita completita,las collejas no las conocia

    ResponderEliminar
  10. me encantan las collejas , lastima no tener tiempo para ir a recogerlas.

    ResponderEliminar
  11. Kesito a mi las collejas me encantan y las conozco de siempre porque en Jaén se suelen cocinar.
    Están buenísimas y tu plato te ha quedado que ni te cuento.
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Jolín cuanto has trabajado y encima nos traes información :-)
    Muy bueno lo de las collejas. A partir de ahora cuando le de una colleja a alguien me voy a acordar de esta plantita.
    Me encanta el proyecto de casa, te va a quedar muy chula.
    UN besín.

    ResponderEliminar
  13. Nunca te acostaras sin saber algo más!!! Que maravillas estás preparando para Lola!! Besiños.

    ResponderEliminar
  14. Cuantos años sin ver las collejas!!!!!!!!!!
    Recuerdo que cuando era niña, a mi madre le encantaba y las cocinaba, en un puchero de arroz con alubias y collejas.

    Gracias por traerme recuerdos con tu receta, que por cierto tiene un aspecto espectacular!!

    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  15. ¡¡ Fijate que yo nunca las he probado !! A ver si me animo y cuando las vea en el mercado Central, las compro.
    El plato super completo, me gusta lo del huevo frito con la verdura y el pescaito.
    Por ciert siempre en mi casa hemos llamado morralla al conjunto de pescaditos pequeñitos (inmaduros como se les denomina ahora), en ella entraban sargos, salmonetitos, chanquetes...todo lo que arrastraba el copo con una malla ciega que no dejaba salir el pescado, era lo que nos comiamos las familias de los pescadores (un manjar que ya se ha perdido) ¡¡ una lástima para los que estabamos acostumbrados a disfrutar de esa riquisima fritura.... Y la "pelúa" la llamábamos "tapaculos" yo aún la pido así en las pescaderías y el "argot" marengo aún no se ha perdido...es el pescado más fino y rico para una fritura malagueña.
    Magnifico menú el que has preparado
    Besos

    ResponderEliminar
  16. Che bella la torta mette già una gran voglia di primavera con tante fragole sopra:-)) Un abbraccio e buonissima giornata

    ResponderEliminar
  17. Anda que no hace tiempo que no como collejas, en Granada son muy típicas, por lo menos en el Padul que la gente va al campo a cogerlas y las suelen hacer en tortilla, queda muy parecida a la tortilla de espinacas.
    No te digo nada de como te ha quedado la tarta o de lo rico que está el pescaito frito.

    Besitos

    ResponderEliminar
  18. Yo no conocía las collejas, hasta hace unos meses que comí croquetas de collejas y madre mia que buenas estaban.

    Deseando estoy ver todos los preparaticos para el cumpleaños de tu nieta, que te lo estás trabajnado muchisimo.

    Besitossssss

    ResponderEliminar
  19. Pues no conocía yo esto de las collejas! y no será porque de chica no las repartía! jejejeje...
    Oye, las galletitas para tu niña son una verdadera monada! :)
    Y la tarta te ha quedado estupenda!
    Un beso!

    ResponderEliminar
  20. Gracias a blogs de andalucia he conocido tu blog y es muy pero que muy interesante. Con tu permiso me hago seguidor y te invito a que te pases por mi modesta cocina.http://diego-gevosrotos.blogspot.com/
    Un saludo

    ResponderEliminar

¡¡Gracias por visitarme y comentar!!